Tensión y cruces en un álgido debate por la ley contra las usurpaciones

0
13

Los ánimos en el recinto de la Legislatura se caldearon por diferencias entre parlamentarios que generaron discusiones y momentos de mucha tensión al tratarse la toma de terrenos en la provincia.

La sesión extraordinaria de la Legislatura provincial, la última previa al inicio de las sesiones ordinarias, tuvo momentos de mucha tensión y de ánimos caldeados dentro del recinto llegado el turno de ser tratado el proyecto de ley contra las usurpaciones.

El conflicto se encendió ante la oposición del legislador Federico Masso al proyecto de ley y las respuestas que derivaron por parte de otros camaristas. Pese a los conflictos, la iniciativa fue sancionada casi por unanimidad, sólo contó con el voto negativo de Masso.

“Lo que pedí es que no se siga usando la dicotomía ideológica, que si defendes la propiedad privada sos de la Sociedad Rural y los que están del otro son los ‘negros de mierda’, cómo se llegó a tipificar en el recinto. La propiedad privada la defiende la Constitución argentina para los ricos, los pobres y para el Estado”, manifestó el legislador José Ricardo Ascárate.

El parlamentario Raúl Pellegrini reconoció la colisión de dos derechos constitucionales, el de la propiedad privada y el de una vida digna y vivienda: “reconocer esto no justifica la toma. No se debe permitir la toma de tierra porque también se hace negocio con esto, por eso hay que ver quienes son los que realizan la toma para que el Estado pueda asistir a esas personas y darles una contención real”. Además, Pellegrini se mostró preocupado por la naturalización de la pobreza por parte de la sociedad.

“Al propietario hay que defenderlo, pero no podemos salir a pegarle al que va por un terreno. Las leyes están bien hechas, pero mal dirigidas”, manifestó el legislador Juan Rojas.

EN QUÉ CONSISTE EL PROYECTO

“La nueva ley busca generar un accionar rápido y temprano para evitar la consolidación de las usurpaciones y también evitar algo traumático que puede ser un desalojo”, explicó Raúl Albarracín, autor del proyecto.

Para lograr esto, la norma prevé la creación de un equipo interdisciplinario dónde estén representantes del Ministerio Público Fiscal, de la Jefatura de Policía y del Ministerio de Seguridad.

“No creía que se tergiverse al debate en una cuestión ideológica, fue lamentable que se lo encare de esta manera, llevándolo a un socialismo y liberalismo o gorila y anti gorila. Es triste y lamentable que un legislador tergiverse el proyecto”, concluyó Albarracín.

Comentários no Facebook