Según Stella Maris Córdoba, cerca de 30 mil tucumanos esperan acceder a la casa propia

0
4

La abogada Stella Maris Córdoba, interventora del Instituto Provincial de la Vivienda y Desarrollo Urbano de la provincia, visitó el programa “La Previa Continental”, donde realizó un balance sobre lo que fue el año que terminó y adelantó algunos proyectos que el organismo espera concretar durante el 2021.

“Durante el 2020 hemos tratado de darle al instituto una dinámica distinta, veníamos de una gran acumulación de demanda de viviendas y hemos logrado superar los obstáculos para poder entregar las casas que la gente venía esperando desde hace mucho tiempo”, comentó.

Al ser consultada sobre los incidentes del Barrio Manantial Sur, la directora del IPVDU señaló: “Nos ha costado mucho cuidar las casas y evitar las usurpaciones. Felizmente no hemos tenido que lamentar ningún daño físico ya que las situaciones de intento de usurpación han sido neutralizadas y lo más grave que hemos tenido que lamentar es que se quemen aspectos exteriores de una casa o cables.”

Del mismo modo, explicó que “el 2020 fue un año muy difícil, que nos ha llevado a reflexionar sobre muchas cosas. Estamos poniendo el mejor esfuerzo para retomar el ritmo que los tucumanos merecen en lo que es construcción y entrega de viviendas. Como  la realización de lo que es el derecho humano del acceso a la vivienda.”

Con respecto al cambio de autoridades nacionales en el ministerio de Desarrollo Y Hábitat, la funcionaria provincial comentó: “también en eso hemos tenido un año traumático porque primero, se ha creado un nuevo ministerio –de desarrollo territorial y hábitat- que implica una serie de modificaciones en la estructura que han llevado su tiempo y es el primer ministerio en el cual ha habido cambios en el gabinete porque no hemos tenido un ministerio que haya generado programas, que haya abierto posibilidades para acceder a una vivienda.”

Córdoba explicó que hay dos cuestiones centrales para los institutos de vivienda en las provincias. En primer lugar, que se puedan acelerar los procesos de presentación del proyecto, financiamiento, dinero para la certificación de obras y que esa vivienda pueda llegar al beneficiario. En segundo lugar, la autonomía provincial para poder decidir el sistema de adjudicación de las viviendas, ya que en la actualidad existe un doble control –establecido en el año 2017- que si bien otorga mayor trasparencia, es muy lento. Esto retrasa muchísimo la entrega de viviendas porque en algunos casos los listados enviados por las provincias al organismo nacional, no vuelven.

Sobre lo las expectativas para este nuevo año, la interventora declaró: “Desde Tucumán hemos presentado un proyecto que nos da la posibilidad de construir 4000 viviendas, esperamos conseguirlo. Y un programa para revitalizar las obras que se encuentren paralizadas por falta de financiación”.

Según fuentes oficiales, el 2020 cerró con más de 30.000 tucumanos inscriptos en el instituto a la espera de conseguir una casa propia. “Hay una gran necesidad de viviendas en la provincia, es una situación que nosotros tenemos que contemplar y buscar, a futuro, soluciones a estos problemas”, finalizó la funcionaria.

Comentários no Facebook