Ricardo Ascárate, sobre los índices de inseguridad: “Manzur dice que cuida a la gente, pero las cifras son lapidarias”

0
21

Tucumán atraviesa la etapa más crítica de la pandemia desde el comienzo de la cuarentena, alcanzando una cifra cercana a los mil contagios y aumentando exponencialmente el número de fallecidos.

En paralelo, los índices delictivos, otra de las principales preocupaciones de los tucumanos, aumentaron considerablemente, convirtiendo a la provincia en una verdadera bomba de tiempo. Sobre esta situación se refirió el legislador radical Ricardo Ascárate en diálogo con el periodista Roque Galeano para el ciclo radial Está Todo Bien, que se emite todas las noches por Radio Continental.

El parlamentario aseguró que la situación de la provincia en cuanto a seguridad es “grave”, apoyándose en las estadísticas oficiales. “Los resultados de los reportes anuales de criminalidad nos indican que tenemos una tasa de 9 crímenes cada cien mil habitantes.  Con estas proyecciones, hacia fin de año Tucumán podría estar en el segundo o primer lugar de las provincias más violentas del país.  Estos datos fueron publicados por la Ministra de Seguridad de la Nación, que no es precisamente de Cambiemos”, indicó.

A este ritmo, Ascárate vaticinó que la provincia podría alcanzar a Rosario, que tiene los índices de criminalidad más altos. “Uno puede decir cualquier cosa, uno puede decir que cuida a los ciudadanos, pero la realidad son las cifras. Y las cifras son lapidarias. Si tenemos en cuenta que la media nacional es 5 crímenes cada 100 mil habitantes por año, Tucumán está alcanzando a Rosario, que es la ciudad más violenta del país”.

Por otro lado, el legislador radical hizo hincapié en otra de las “patas flojas” de la seguridad: la policía. “Nuestra oferta policial sigue estando restringida, y con la práctica de 24 por 48 hay una fuerza efectiva por día en las calles que representa la tercera parte de la planta total. Además, en nuestra provincia no se actualizó la tecnología para que la policía trabaje de una mejor manera. La última inversión que se hizo fue la compra por contratación directa de armas a Israel, una medida a la que nos opusimos desde la unión Cívica Radical. A casi dos años de efectivizada la compra, las armas aún no fueron entregadas en su totalidad. Es una cuestión escandalosa”, denunció.

Además, comentó sobre los proyectos presentados desde su bloque que apuntaban a reforzar la policía y que fueron rechazados por el oficialismo.  “Nosotros desde la oposición hicimos propuestas muy serias en materia de seguridad, desde la reforma del sistema orgánico de seguridad de la policía hasta la generación de un sistema de auditorías externas a la policía para iniciar investigaciones. Estas leyes fueron aprobadas y luego vetadas de forma ridícula”, contó, y señaló al ministro de Seguridad Claudio Maley y al Gobernador Juan Manzur como los principales responsables de la situación: “al ministro Maley lo citamos desde febrero a la Legislatura para que dé explicaciones sobre la situación de Tucumán y nunca nos brindó la información que le solicitamos. Todavía no entendemos por qué, con tanta desidia, tanta corrupción policial, tanta inacción y falta de planificación, el gobernador Manzur no realiza los cambios que corresponden”.

Comentários no Facebook