«Me van a doblar pero no me van a quebrar», dijo Monteros en medio de la disputa Jaldo-Manzur

0
3

El intendente de la Banda del Río Salí, Darío Monteros, visitó este jueves los estudios de Los Primeros HD y habló de la tensión política que ha generado la pelea entre Osvaldo Jaldo y Juan Manzur, en la que se ha visto acorralado y advirtió, «Estoy preparado para no quebrarme. Me pueden doblar pero no me van a quebrar. No hay duda que estoy con Osvaldo Jaldo si es el candidato a gobernador en 2023».

«Estoy preocupado por la situación institucional que estamos atravesando. Esto no le hace bien al peronismo y hay un mal humor en la sociedad que se preocupa por las vacunas y la situación económica», comentó el jefe municipal.

Y siguió, «no estamos mirando la necesidad de la gente. Con esta pelea pierde la gente. Sólo ganan algunos pícaros».

 

Además, Monteros habló de su relación con el gobernador Manzur y advirtió, «la semana pasada tuve una reunión con él, fui por una cuestión institucional y se terminó hablando de política. Salí sin ningún tipo de respuestas sobre la necesidad de la gente, me quedé con la carpeta en la mano. Le mandé unos chats y no me respondió».

Y agregó, «le ofrecí a Manzur ser el intermediario para que pueda dialogar y llegar a un acuerdo con Jaldo. Me dijo que no es el momento».

En cuanto a la obra de cloacas en el municipio, el intendente dijo que él gestionó los trabajos directamente con el presidente Alberto Fernández. En el acto de lanzamiento, Monteros quedó desplazado. «No me sentí bien pero en el interior, la gente sabe quien luchó por esa obra».

También habló de la falta de igualdad en la distribución de atención por parte del gobierno. «El Este está empobrecido. Esto es producto de décadas sin inversión pública. Teníamos la obra del Centro Judicial del Este y la Alcaldía, ya estaban los recursos de 1.200 millones de pesos pero no sé quién la está demorando».

En cuanto a la relación con Jaldo, el mandatario del municipio dijo, «Todo el mundo sabe de mi relación con el vicegobernador, a eso no lo niego y lo ratifico. Nadie me va a quebrar».

Por último, Monteros dejó una preocupación a futuro. El municipio está dentro del pacto social y los envíos adicionales se detuvieron.

«Quería comprar cuatro camionetas para el cuerpo de Vigias pero no pude porque no me enviaron el adicional. Estamos cubriendo con fondos propios el nodo vacunatorio y el funcionamiento de la seguridad. Por el momento lo podemos cumplir. Intenté decirle al gobernador eso pero no pude», dijo.

Por último, el mandatario habló de una solicitada que se publicó y dijo que no estaba al tanto, que se comunicó con algunos compañeros que aparecían con su firma y le dijeron que ellos tampoco sabían, se enteraron en el momento.

Comentários no Facebook