Más voces a favor de la ley contra la violencia de género

0
5

El legislador Ascárate pide al Ejecutivo que aplique la norma que declara la Emergencia.

En la Legislatura se sumaron más voces a favor de la vigencia de la Ley de “Emergencia por Violencia Contra la Mujer”. El radical José Ascárate solicitó renovar la validez de la norma en la provincia por otros dos años, tras su sanción el 21 de diciembre de 2016 y la prórroga a principios de 2019.

“La extensión de la Ley 8.981 no es necesaria (ahora), pues se sancionó una norma a principios de 2109. Pero el Poder Ejecutivo (PE) no la promulgó y tampoco la aplicó, por lo que se procede esta vez a un pedido de informe y a un proyecto de resolución para que el Gobierno publique la prórroga de 2019 por dos años”, explicó Ascárate ayer.

El legislador opositor remarcó que la normativa contempla una serie de disposiciones de contención para la víctima y de medidas en contra del violento. Por ello, en el texto prestando ante la comisión especial de Derechos de la Mujer, presidida por Marta Nájar, ha solicitado al Ministerio de Seguridad que informe si se “implementan programas y acciones tendientes a la prevención, sanción y erradicación de la violencia contra mujeres, niñas y embarazadas”, teniendo en cuenta que la ley no fue publicada en el Boletín Oficial.

Ascárate planteó en ese listado de preguntas, además, si funciona o no el Registro Provincial Único, creado por la misma ley, cuya base son las denuncias recibidas en el ámbito de la cartera que conduce Claudio Maley. El parlamentario también dirigió interrogantes a los municipios y comunas provinciales: “¿qué medidas se tomaron al respecto y cuáles fueron los resultados en cuanto a las capacitaciones y apoyo?”.

El radical hizo referencia a que la Ley de Emergencia pauta, inclusive, la creación de una Mesa Institucional, que debía funcionar en la sede del Poder Legislativo; además de la construcción de casas a través del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), destinadas a las mujeres víctimas, entre otros puntos.

“En el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, se agudiza este grave escenario. Las posibles y potenciales víctimas de violencia de género se encuentran en muchos casos conviviendo con sus agresores, solas o aisladas de su grupo familiar de contención y apoyo. Ellas sienten a la vez que no tienen respuestas por parte de las instituciones del Gobierno”, expresó Ascárate.

“El objetivo de la prórroga de la ley ha sido la búsqueda de herramientas y de metodologías efectivas para lograr erradicar o reducir toda violencia contra la mujer, frente a la falta de acciones de los organismos encargados de la aplicación y el control”, añadió.

Según se anunció, en la sesión del jueves se tratará un proyecto de resolución para instar al Ejecutivo a promulgar la prórroga de la norma de emergencia, ya que existen otras iniciativas parlamentarias.

“Queremos que la Ley de Violencia contra la Mujer se pueda aplicar, es un reclamo que nos hace gran parte de la población”, había dicho Osvaldo Jaldo, presidente de la Legislatura.

Los hoteles

Desde la Secretaría de la Mujer provincial se anunció días atrás un acuerdo para la apertura de hoteles y hostels. Estos espacios serán utilizados como alojamiento para las víctimas. Hoy, estos lugares no están en funcionamiento debido a las restricciones sanitarias por la pandemia.

“Como primera medida, para contener, es razonable”, manifestó Ascárate sobre esta alternativa de alojamiento. Sin embargo, el legislador hizo hincapié en que se “debe separar al violento” al momento de la denuncia. “Hay que identificarlo y sacarlo del hogar, no mandarlo de vuelta a la casa”, añadió.

Organizaciones de defensa de la mujer vienen reclamando la vigencia de la Ley de Emergencia provincial y nacional, y la instalación de centros de contención (refugios o albergues) de gestión provincial, municipal y de comunas.

 

Fuente LA GACETA

 

Comentários no Facebook