José Orellana juró el viernes como intendente de Famaillá y, desde entonces, su banca en la Cámara de Diputados se quedó vacía

0
2

La dimisión del famaillense a la Cámara Baja generó una situación particular, porque la provincia podría dejar «libre» ese escaño. Al menos, hasta el 10 de diciembre, cuando asuman los legisladores nacionales electos el 27 de octubre.

Ocurre que a Orellana, según la lista de diputados de 2015, debería reemplazarlo el monterizo Regino Amado. Pero el ex ministro de Gobierno ya juró como legislador provincial. Por el corrimiento, debería asumir Alberto Herrera, pero el histórico dirigente peronista del este falleció en marzo de 2016.

La secuencia llega entonces a otro hombre del interior: Agustín Fernández. «Tin» es un ex intendente de Aguilares y es uno de los coordinadores en el Ministerio del Interior.

De todas formas, nada hace prever que ocupe por estos casi 40 días la banca que liberó Orellana. En principio, en el oficialismo no lo barajan como posibilidad. Además, su juramento debería concretarse en sesión y ya transcurrieron más de dos meses sin sesión en el recinto de Diputados. Aún más, nada hace prever que haya alguna convocatoria en medio de la transición institucional.

Así, hoy la provincia tiene en funciones a ocho de los nueve diputados nacionales. Pablo YedlinMarcelo SantillánGladys Medina y Alicia Soraire, por el justicialismo; y José CanoBeatriz ÁvilaFacundo Garretón María Teresita Villavicencio.

Comentários no Facebook