Intento frustrado de los rugbiers por esconder pruebas

0
2

El fiscal General de Dolores, Diego Escoda, aseguró este domingo que analizaban un video en que puede verse como los rugbiers imputados “se habrían cambiado de ropa en un local cercano” tras cometer la brutal golpiza que terminó con la vida de Fernando Báez Sosa (18).

“Inicia una semana de reflexión de información con pruebas que fueron presentadas y etapa de compaginación de las pericias para decidir la fiscal, Verónica Zamboni, si va a solicitar la prisión preventiva”, adelantó Escoda sobre los próximos pasos en el esclarecimiento del crimen de Báez Sosa, quien fue asesinado el pasado 18 de enero a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell.

En cuanto a esas pruebas, el funcionario reveló al canal Todo Noticias que “hay un video que está en análisis, en el cual los imputados se habrían cambiado de ropa en un local cercano”, lo que consideró “usual” en “personas que cometieron un delito” y lo que complicará la defensa de los acusados, ya que sostienen que no sabían que habían matado a Báez Sosa.

Además esperaban la información completa (más de 4 terabytes) que extrajeron de todos los teléfonos celulares de los imputados, incluido el único acusado liberado, Pablo Ventura (19), y con excepción de Ayrton Viollaz (20), quien al ser detenido indicó que no tenía.

Al ser consultado sobre las declaraciones del abogado de la familia de la víctima, Fernando Burlando, sobre que Alejo Milanesi (20), único imputado no reconocido por los testigos, tenía marcas que lo ubicarían en el ataque, Escoda afirmó que “puede ser que haya algunos que tengan algún rasguño y eso no sirva para seguir en el proceso”.

Por otro lado, confirmó que llamarán a declarar a los médicos que atendieron a Báez Sosa esa fatídica noche para “especificar un poco más el tipo de lesiones”. “Fernando tuvo un golpe muy fuerte en el cráneo que no produjo pérdida de masa encefálica y también tuvo un golpe muy fuerte en el hígado. El deceso se produjo por un sagrado interno en el cerebro”, detalló.

Zamboni, la fiscal que lleva el caso, pidió el pasado sábado el sobreseimiento de Ventura ante el juez de garantías David Mancinelli, porque quedó demostrado que no participó del asesinato del joven estudiante de abogacía.

Además de Viollaz están detenidos Máximo Thomsen (20), Lucas (18), Ciro (19) y Luciano Pertossi (18), Matías Benicelli (20), Juan Pedro Guarino (19), Enzo Comelli (19) y Blas Cinalli (18), quienes desde el pasado jueves están alojados en la Alcaldía de Dolores.

Todos están imputados del delito de “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas”, mientras que Thomsen y Ciro Pertossi como “coautores” y el resto como “partícipes necesarios”.

 

Fuente: Crónica

Comentários no Facebook