Hasta que la Corte nacional defina, Alperovich será investigado en Tucumán y en Buenos Aires

0
2

Así lo definió el juez Enrique Pedicone, en una audiencia oral y pública sin precedentes en la provincia. La denunciante participó del proceso en una sala privada mediante videoconferencia. Contrapunto entre el juez de Cámara y el Ministerio Público Fiscal. Dura reprimenda al magistrado Facundo Maggio.

Este martes la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción encabezada por el juez Enrique Pedicone resolvió que la causa por presunta violación del exgobernador y actual senador José Alperovich a su sobrina segunda sea tramitada tanto en Tucumán como en Buenos Aires. La decisión del magistrado insta a las Justicias de ambas provincias a iniciar el proceso de investigación -en un plazo de 72 horas, por las denuncias realizadas en cada una de las jurisdicciones. En total son siete los hechos denunciados: dos en Capital Federal y cinco en Tucumán.
La medida será válida hasta tanto la competencia sea resuelta por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, hacia donde fueron remitidas todas las actuaciones del caso.
Audiencia en curso en la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción.-
Los fiscales Santiago Vismara y María del Carmen Reuter, y los jueces Osvaldo Rappa y Facundo Maggio, deberán proceder para facilitar el avance de la causa que se encuentra paralizada desde fines de diciembre por discrepancias ante idas y vueltas por pericias psicológicas y psiquiátricas solicitadas para la víctima.
“A casi un mes ninguna ha concretado diligencias en pos de esclarecer la hipótesis plantada. ¡Caramba!”, recriminó Pedicone luego de hacer un resumen de los hitos de la causa desde el 22 de noviembre a la fecha.
De la audiencia no participó José Alperovich, pero sí lo hizo su denunciante, quien siguió el proceso mediante videoconferencia desde una sala privada contigua a la del quinto piso en donde tuvo lugar el encuentro entre las partes.
Pedicone fue especialmente duro con el representante del Ministerio Público Fiscal (MPF), Carlos Sale, quien explicitó su rechazo a que la audiencia sea pública. “Mi petición es que se haga audiencia oral y, si no hay oposición de parte que asiste a la víctima, respecto a publicidad Ministerio Público no tiene problema”, indicó Sale, citando el artículo 315 de la Ley 6.203 ue establece el secreto de la investigación penal preparatoria. El magistrado a cargo le contestó el pedido con la nueva Ley 8.933, que entre otras normas establece el principio de oralidad y publicidad de los actos.
“Este juez está en las antípodas del secretismo del proceso”, sentenció Pedicone.
Juez Pedicone, durante la audiencia pública por la causa Alperovich. (Nicolás Núñez para Infobae)
Ni Ricardo Santoro, abogado defensor de la denunciante, ni Ariel Sosa, representante legal de José Alperovich, demostraron resistencia a que el proceso se realice de forma oral y pública.
Se esperaba que en la audiencia tuviera lugar una valoración a la actuación del juez Facundo Maggio, del Juzgado de Instrucción Penal n° 2, quien se declaró incompetente y remitió el expediente original de la causa directamente a Buenos Aires, a diferencia de su par porteño Osvaldo Rappa, que se desentendió de competencia, pero envió las actuaciones a la Cámara Nacional de Apelaciones para que defina. El accionar del magistrado tucumano impidió que haya una resolución antes de la llegada de la feria judicial. Para Pedicone, el proceder de Maggio “hiere la Constitución”.
Para el abogado Gustavo Morales, quien ayer lunes denunció a la senadora Beatriz Mirkin por encubrimiento agravado en el marco de las denuncias contra Alperovich, lo de Maggio se trata de una inconducta judicial. Una falta que está especificada en el artículo 59 del Código Procesal Penal de Tucumán, que habla de una “falta profesional grave” que deberá ser al superior jerárquico inmediato, en este caso el jefe de los fiscales Edmundo Jiménez -tío político del observado- o al Colegio de Abogados.
Fuente: www.eltucumano.com

Comentários no Facebook