El Presidente dijo que el Estado debe intervenir en la medicina prepaga porque “nadie controla nada»

0
3

Alberto Fernández endureció su discurso sobre las prepagas y se volvió a agitar el fantasma de la temida reforma del sistema de salud.

El financiamiento del sistema de salud privada es la discusión que el Gobierno dará. Así lo anticipó este miércoles el presidente Alberto Fernández en una entrevista radial en la que, también, explicó los motivos por los que dio marcha atrás con el aumento autorizado para las cuotas de las prepagas. Es que, según remarcó: “No podemos seguir cargando sobre la gente semejantes aumentos”.

«Había pasado por alto que la medicina prepaga había tenido un aumento del 10% y me desayuno con que en enero les habían dado un 5% más que empezaba a regir el primero de febrero y ahí fue donde puse el grito en el cielo”.

Esta fue la argumentación que dio el Alberto Fernández al ser consultado sobre las marchas y contramarchas que dio el Ejecutivo en torno al aumento de las prepagas en los últimos días. Y agregó: “No estamos en condiciones de favorecer aumentos de esa naturaleza”.

En torno a las modificaciones que aspira a hacer el Gobierno en torno al sistema de Salud, el Presidente consideró: «Hay un problema estructural en el sistema de salud que tenemos que revisar que es un problema muy profundo, que es cómo se fue formando el sistema”.

«Es un sistema que tenemos que tenemos que revisar, ordenar, para que funcione mejor”.

Dicho esto, el Presidente agregó: «¿Sabés quién me hizo cambiar de opinión? La realidad. «Fue algo que no había firmado yo, que había salido por el Ministerio de Salud, y que cuando me enteré dije: ‘esto está mal’”. Y remató: “No podemos seguir cargando sobre la gente semejantes aumentos”.

En este sentido, Fernández insistió en sus cuestionamientos a la medicina privada para recalcar: “Lo que ves es un sistema de intermediación pura, de una persona que recibe tu cuota, acumula una masa de dinero, la hace rendir financieramente y con eso les paga a los prestadores».

Fuente: El Cronista

Comentários no Facebook