El municipio de Famaillá ya piensa estrategias para reactivar el turismo post coronavirus

0
478

Todo indicia que el aislamiento social y obligatorio establecido por el Gobierno Nacional desde el 20 de marzo a causa del brote de COVID-19 continuará hasta, por lo menos, finales de abril. La primera extensión de la cuarentena, que finaliza este domingo, ya generó repercusiones entre los diferentes sectores empresariales, principalmente de las pequeñas y medianas empresas del comercio, que aseguran no poder seguir haciendo frente al pago de sueldos por la nula actividad económica.

Con el inminente anuncio de la segunda extensión de la medida, se espera que los reclamos del sector comercial y de otros actores económicos se profundicen. Uno de estos sectores fuertemente golpeados por la cuarentena obligatoria es, sin duda, el turismo.

En este sentido, desde la Dirección de Turismo de la Municipalidad de Famaillá reconocieron que aún es un incertidumbre cuándo y cómo se reactivará esta industria que se encuentra totalmente paralizada.

“Tocará empezar totalmente de nuevo, desde cero”, admitió David Acevedo, titular de la cartera, a través de un comunicado oficial. En el texto, Acevedo se muestra, a pesar de todo, optimista con respecto al futuro: “se abre una ventana de oportunidad para repensar la industria turística y reconstruirla desde una nueva visión más alineada con los grandes desafíos de la humanidad: ambientales, sociales, tecnológicos”, anticipó.

La “salida” a la crisis que atraviesa el sector, manifestó Acevedo, no podrá estar centrada sólo en la promoción del turismo, sino que será necesaria una reconfiguración de toda la actividad y su adaptación a la nueva realidad post-coronavirus.

Además, el directivo municipal aseguró que otro factor fundamental para reactivar el turismo será la confianza que transmitan las empresas a la hora de “aplacar” el miedo de la gente a volver a viajar. “Debería prestarse atención a posibles reacciones de turismofobia por la concentración de turistas; teniendo en cuenta que se vaticina que mas del 75% de los viajeros reaccionará evitando lugares con mucha gente, siendo éste el cambio de comportamiento más notorio”, anticipó Acevedo en otro fragmento del extenso comunicado.

En este sentido, la tarea del Estado, en este caso del municipio de Famaillá, será la de reconfigurar la industria turística en su conjunto, para hacerla más sostenible, pero también más segura y consciente de los riesgos para la salud.

En la actualidad, el municipio que encabeza José Orellana lleva adelante diferentes medidas de prevención: desinfección de vehículos en la entrada de la ciudad a través de arcos de desinfección, concientización sobre prevención sanitaria a los vecinos de la ciudad a través de visuales y en campañas de redes sociales, fumigación y desinfección de la ciudad con turbinas pulverizadores, medidas de distanciamiento en locales esenciales para evitar la aglomeración.

Por otra parte, desde el municipio famaillence apuntan a fortalecer el turismo interno para regenerar la confianza de los viajantes. “Luego de este suceso mundial llevará tiempo que el turismo mundial se reactive, es por ello que fomentar el turismo interno se convertirá en un consuelo importante para las empresas, emprendedores, municipios y comunas. Los convenios entre ciudades, el intercambio de delegaciones, la promoción turística y cultural entre comunidades de nuestro país, acompañada de las nuevas tecnologías, significará una forma efectiva de sortear las consecuencias de la crisis”, Finalizó.

Comentários no Facebook