El legislador Raúl Albarracín, impulsa la creación de un comité de emergencia y crisis Covid-19

0
16

En el marco de la crisis sanitaria reinante en todo el país y habiéndose conocido el último reporte del Ministerio de Salud de la Nación que  confirma 115 fallecidos por coronavirus en el país, y 2571 casos positivos desde el inicio de la pandemia, el legislador Raúl Albarracín presentó este miércoles un proyecto de resolución que busca crear un «Comite  Especial de Emergencia y Crisis COVID-19” en el ámbito de la Legislatura provincial tucumana. La misma tendrá por finalidad «el estudio y planificación de las políticas públicas, las que trasuntarán en normas provinciales buscando su adecuada sistematización, asimismo deberán sugerir y promover la elaboración de Planes Económicos y Sociales, aplicables a todo el territorio de la provincia, que resulten beneficiosos para la gestión y mitigación de la crisis resultado de la pandemia mundial de Covid-19». De su texto se desprende que el Comité estará integrado por cinco legisladores titulares y cinco suplentes, contemplando la representación de la minoría; un representante de la Federación Económica de Tucumán ; un representante de Federación de Entidades Profesionales Universitarias; un representante de organizaciones intermedias que el presidente del cuerpo determine y un representante de la Pastoral Social de cada obispado.

«La implementación de políticas públicas de contención deben ser estudiadas e implementadas a la mayor brevedad posible, es por ello que se propone que expertos, políticos de diferentes fuerzas políticas y funcionarios del gobierno, trabajen mancomunadamente dentro de este comité y de esta manera se permita mitigar los efectos de la eminente crisis económica y social venidera», puntualizó el legislador Albarracín, autor de la iniciativa.

El miércoles, el vicegobernador Osvaldo Jaldo y legisladores de los diferentes bloques políticos recibieron a referentes de la Federación Económica de Tucumán y comerciantes de toda la provincia con el objetivo de buscar herramientas que permitan aliviar en el sector los efectos de la recesión producida por el aislamiento y la crisis sanitaria. En la oportunidad, la FET había presentado un petitorio con medidas que podrían ayudar a empresario y comerciantes, entre ellas, la creación de un comité de crisis en donde se garantice la participación del sector privado. Referentes de la Pastoral Social elevaron un pedido en igual sentido días atrás.

La enorme capacidad de contagio que ha mostrado el COVID-19 desde que el 31 de enero la OMS declaró la alerta sanitaria internacional, ha condicionado una debacle   socia, económico y sanitario en todo el mundo, poniendo en jaque a sus sistemas sanitarios. Esta enorme capacidad de contagio y las consecuencias sobre los servicios de salud son los principales condicionantes de la decisión de decretar el aislamiento social preventivo y obligatorio de la inmensa mayoría de la población en sus casas desde el 20 de marzo en nuestro país y la prohibición de apertura de espacios públicos, empresas o servicios educativos, entre otros muchos.

 

Comentários no Facebook