Inicio Noticias Dióxido de cloro: «El juez actuó como en cualquier caso estándar en...

Dióxido de cloro: «El juez actuó como en cualquier caso estándar en materia de amparos»

0
5

La Dra. María Isolina Dabove, especialista en derecho de la vejez habló en LV12 sobre el fallecimiento del paciente al que se le suministró dióxido de cloro.

Hace dos días falleció el paciente que le administraron dióxido de cloro en el sanatorio Otamendi. Había sido por orden de un juez federal, en una decisión judicial que causó rechazo en la comunidad médica ya que se trata de un tratamiento no autorizado.

Dra. María Isolina Dabove, investigadora del Conicet y especialista en derecho de la vejez. Habló en LV12 sobre el fallecimiento de Oscar García Rúa ya que la misma conocía al paciente.

“Lo conocía a través de su actividad profesional, era un comprometido con la vida”, empezó contando la Dra. Isolina Dabove.

Respecto al caso, la especialista en derecho de la vejez dijo que, los jueces hablan en función de las pruebas que le ofrecen en el expediente. Los únicos que realmente saben cómo se tramitó el análisis y como se llegó a la decisión, son las propias partes y el juez. En un amparo hay que ver el expediente antes de emitir opinión.

Explicó que, conforme a la sentencias de ampliación del amparo, el juez lo que hizo es tomar una decisión amparado en un criterio médico, lo que no hizo fue adoptar una decisión diferente o poner en cuestión lo que el médico, elegido por las partes, había establecido.

El dióxido de cloro no es recomendado por los especialistas.

El dióxido de cloro no es recomendado por los especialistas.

En todos los recursos de amparo, lo primero que ha de cotejar, es si estaba en una situación grave de salud. Esto, en el fallo, el juez lo da por probado. El amparo es una medida que se adopta ante el riesgo de que sufra más daño la situación en cuestión.

“El juez actuó como en cualquier caso estándar en materia de amparos, convencido del peligro en la demora, en que había un derecho y en el peligro de vulneración. Entonces, dio lugar a lo que el medico indico como válido en el caso”, explicó la investigadora del CONICET.

“En mi opinión es apresurado acusar de una mala praxis jurídica pero, hablando de la responsabilidad judicial, el único punto flojo que podría llegar a analizarse es la relación entre la expertís de este médico y el tratamiento que indica en relación a un cuadro de covid-19”.

Además agregó que, otra cuestión relevante es preguntarse por qué la ANMAT no prohibió el dióxido de cloro y solo lo desaconsejo.

“Si la ANMAT es la institución que actúa con prudencia y es la máxima autoridad en materia de salubridad alimentaria y médica, en ese sentido, pensamos que detrás de esta sustancia hay una gran discusión científica que no está sellada”.

La Dra. María Isolina Dabove manifestó que, El Sr. Oscar tenía muchos padecimientos en situaciones de discapacidad prevalente. “Este médico que interviene, evidentemente era de suma confianza para la familia y, sobre todo, para el propio Oscar. Yo creo que la familia priorizo el conocimiento de la persona (paciente) a la expertís. Esto será, quizás, una vía que la familia utilice en su defensa”.

La especialista finalizó diciendo que, en la autopsia del paciente, se verá que efectos le estuvo produciendo el dióxido de cloro y por otro lado, si hubo o no un virus intra hospitalario que es el argumento que ha esgrimido la familia para atribuirle la responsabilidad al hospital.

Fuente: LV12

Comentários no Facebook