Darío Monteros: “si la sociedad no es responsable, podremos bajar a fase uno”

0
8

En el marco de la crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus, el Ministerio de Salud de Tucumán comenzó a trabajar en conjunto con los distintos municipios de la provincia para tratar las particularidades de cada ciudad en torno a las tareas de contención y prevención.

En este sentido, las autoridades sanitarias mantuvieron una reunión con los jefes municipales de las ciudades que integran los grandes conglomerados de la provincia. Sobre esto se refirió Darío Monteros, Intendente de Banda del Río Salí, en una entrevista brindada en el ciclo radial Está Todo Bien, que se emite por Radio Continental. “Primero tuvimos una exposición del doctor (Rogelio) Cali sobre la situación de esta pandemia a nivel nacional y cuál es el comportamiento que vienen teniendo las distintas urbes”, contó.

En la reunión, los intendentes se mostraron preocupados ante el crecimiento de la curva de contagios en el territorio provincial. Sin embargo, pusieron sobre la mesa la propuesta de centralizar el trabajo de prevención en San Miguel de Tucumán, donde se concentra el 85% de los contagios y, en base a eso, articular las acciones entre los municipios que componemos el gran San Miguel de Tucumán y los municipios y comunas.

“La primera idea era que elevemos propuestas desde cada municipio, pero así siempre vamos a elevar propuestas diferenciadas y eso no ayuda”, explicó Monteros en referencia a la solicitud que realizaron desde su municipio a la ministra Rossana Chahla para la elaboración de un protocolo general que sea firmado por todos los intendentes, bajo el compromiso de cumplir estrictamente con las normativas sanitarias que se establezcan en dicho protocolo.

Por otro lado, el jefe municipal descartó la posibilidad de regresar a fase 1, al menos por estos días. “Esto es un 50 % responsabilidad del Estado en llevar la política sanitaria y un 50% tiene que poner la sociedad. Sino de nada nos va a servir. Si acá corre riesgo la vida y la saturación sanitaria no hay duda de que se va a tener que bajar a fase 1 con la consiguiente situación que significa esto en la actividad comercial y en aquellas personas que tienen trabajos independientes, pero bueno, es una concientización ciudadana que debemos tener”, afirmó.

Por último, Monteros hizo hincapié en la necesidad de intensificar las medidas de bioseguridad para evitar la rápida propagación del virus. “En esta instancia, con un virus ya comunitario, depende de la concientización ciudadana para que lo podamos parar. Dentro de los parámetros que observamos en los gráficos que nos hacían ver, el mayor contagio en Tucumán está entre los 20 y 50 años. Esto quiere decir que nuestros adultos mayores son los que más se están cuidando. Pero que entre personas en este rango de edad hacen el contagio comunitario y lo llevan a la casa, o sea que de nada sirve que el adulto mayor se cuide y tome todas las medidas de seguridad si los que salimos a la calle, muchas veces irresponsablemente, no nos ponemos barbijo, no nos sanitisamos las manos, o compartimos un vaso de gaseosa”, sentenció.

 

Comentários no Facebook