Coronavirus: Autoconvocados de la construcción solicitan al vicegobernador que intervenga en el área

0
239

 

A través de una nota, autoconvocados profesionales y trabajadores independientes de la construcción, presentaron una nota al Vicegobernador de la provincia, Osvaldo Jaldo, para solicitarle intervención ante el Ministerio de Gobierno, para lograr la flexibilización de la actividad de las obras de construcción.

El pedido señala, “Exceptuar las obras de construcción en las aglomeraciones de baja densidad poblacional, menor cantidad de habitantes a 500.000. Por ejemplo: San Pablo, Los Nogales, Manantial, entre otros y poblados que crean conveniente por no haber presentado casos de Covid19”.

La misiva señala que esta “última semana han recabado información de comercios del rubro quienes han alertado sobre el incremento de los materiales en algunos casos entre un 7% a 10% llegando hasta un 15% en productos de mayor consumo”.

La arquitecta, Ina Basa, referente de los autoconvocados, señala imperiosa la necesidad de un encuentro con el Vicegobernador para mediar la situación que reina en el ámbito de la arquitectura y construcción. “Hay temas que nos preocupan mucho, el pedido de flexibilidad gradual es por donde debemos comenzar, entendemos que lo podemos ir haciendo en primera instancia por las comunas, luego las intendencias, siguiendo el orden. El factor económico tiene un nivel de importancia extrema para las empresas que deben pagar a sus empleados, además deben cumplir con los aportes correspondientes a sus empleados, por la presión que ejerce UOCRA”. Basa analiza que los gastos y costos fijos de mantenimientos de oficinas, vehículos y alquileres empleados, secretarios, auxiliar de estudio, no se sostienen en una cuarentena como la que vivimos.

Continúa manifestando su preocupación por el elevado incremento de precios en corralones, asegura que se necesita una inversión en protocolo de seguridad para los obreros “el uso y el manejo adecuado para la sanitización de los obreros requiere de un estudio multidisciplinario para llegar a un protocolo específico para Tucumán”.

Según indagó este medio, la página de Facebook “Observatorio de la Construcción y la ciudad”, establece que los protocolos de seguridad, para evitar los contagios de coronavirus, implican una suba en los costos que se suman a los que ya arrastran por haber paralizado las obras “en particular las privadas, que representan la mayor parte del empleo y de las inversiones.
Lo que observan los empresarios ligados a la construcción privada es que las medidas de seguridad elevarán los costos por el distanciamiento social precautorio al que obliga la pandemia de Covid-19, como la ampliación de turnos con menor cantidad de trabajadores, un mayor gasto en transporte, entre otras”, señala la página.

Durante esta semana, otros representantes del sector de la construcción, le pidieron a la Provincia ser incluidos dentro de las actividades exceptuadas del aislamiento social preventivo y obligatorio.

La ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, participó del encuentro junto con el presidente de Federación Económica de Tucumán, Alberto Guardia; las autoridades de la Cámara Tucumana de la Construcción, Jorge Garber y Eduardo Mateo; el presidente de la delegación de Tucumán de la Cámara Argentina de la Construcción, Roberto Galindo; el titular de la Cámara de Empresas de la Construcción Privada de Tucumán, Edgardo Lichtmajer; y el secretario de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina, David Acosta.

El lunes, el Gobierno envió a la Nación una lista con ciertas cantidad de actividades para que autorice y sean excluidas o exceptuadas, de forma inmediata, de los instrumentos legales donde se aplica la cuarentena. Pero no estaría incluida el área de la construcción.

Comentários no Facebook