Concejales manzuristas salieron al cruce de Jaldo

0
1

 


Este martes por la tarde, el vicegobernador Osvaldo Jaldo acusó al gobernador Juan Manzur de organizar una serie de pintadas que relacionan al presidente de la Legislatura con el macrismo.

«La verdad es que el manzurismo entró en un proceso de locura total. El locro del 1 de mayo les cayó pesado. Desde anoche andan ensuciando las paredes con pintadas de Pichetto-Jaldo. No puede haber cosa más falsa que esa», aseguró Jaldo, entre otras acusaciones.

Del otro lado, la respuesta no tardó en generarse y llegó desde el costado manzurista del Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán.

Sara Assan dijo a La Gaceta, «me parece muy lejos de la realidad la acusación del vicegobernador, precisamente porque Manzur está muy ocupado con la gestión y la cuestión sanitaria; y no me sorprendería que sea un juego político de quienes están alrededor de él (Jaldo) para poder llamar la atención de funcionarios nacionales que lleven a Buenos Aires su reclamo para ver si alguien lo llama. Es muy infantil esta puesta en escena».

En tanto, David Mizrahi comentó, «resultan más que desafortunadas las declaraciones del vicegobernador, culpando al gobernador y conductor del Partido Justicialista local de realizar pintadas en la calle cuando está ocupado recibiendo a tres ministros de la Nación ocupándose de problemas que realmente le preocupan a la gente, de la gestión. Muy lejos está de ocuparse de andar realizando pintadas en la calle».

«El Gobernador está más preocupado por llevarle soluciones a la gente a través de la seguridad, de la Justicia, de llevar igualdad a la mujer. Son innecesarias las acusaciones. Es increíble que el vicegobernador esté ocupado realizando acusaciones cuando su función es ayudar a quién eligió en su fórmula para que lo conduzcan».

Y cerró Gonzalo Carrillo Leito, «Jaldo sale con desafortunadas declaraciones queriendo responsabilizar al Gobernador sobre cuestiones infundadas y vacías como las pintadas. Cuando el enfoque debería estar en atender las cuestiones importantes respecto a la gestión para todos los tucumanos; nos encontramos otra vez con conjeturas carentes de argumentos que evidencian la falta de rumbo y la preocupación atemporal que tiene Jaldo respecto a su futuro político».

«La mirada corta respecto a las necesidades que tienen todos los tucumanos pone al vicegobernador a priorizar nimiedades y caer en el juego de las chicanas. La política tiene un valor que debemos recuperar. Siempre fue una herramienta para transformar realidades y no para buscar perpetuidad y privilegios. El contexto sanitario y económico nos obliga a trabajar fuerte para proporcionar respuestas a las necesidades de la gente. No para ocuparnos de acusaciones, dimes y diretes de quienes solo velan por lo propio», siguió.

«La interpelación a Ministros, las pintadas y el desconocimiento al conductor de la Provincia y de su Partido forman parte de su mirada sesgada. Lamento que el vicegobernador se encuentre enfrascado en la politiquería en tiempos que requieren grandeza por el bienestar de todos los tucumanos», finalizó.

Comentários no Facebook