«Alta en el cielo»: el amor a la Bandera de los dos hermanitos tucumanos que emociona

0
12

Máximo Suárez Ríos tiene 9 años y Francisco apenas 6: se prepararon toda la semana en El Rincón, a 2500 metros de altura, para jurar este sábado 20 de Junio y homenajear como nadie al General Manuel Belgrano. Un relato de la maestra Ana Ríos para que flamee la bandera argentina hoy y siempre. VIDEO

Cose una abuela cerca de un corral de piedras. A 2500 metros sobre el nivel del mar, una abuela cose. Zurce y cose la abuela, arremangandose la lana que le protege las manos del frío de El Rincón, donde humedece el hilo con la puntita de la lengua, pasando el hilo azul por el ojal de la aguja, la última puntada, pasando ahora hijo rojo y lista: en talle niño, lista la pechera del General Manuel Belgrano.

A medida que se acercaba este sábado 20 de junio, la luz del cuarto de la abuela Isabel Adelma Mamaní no se apagaba por las noches gélidas de los valles tucumanos, allá arriba, donde azul un ala del color del cielo, donde azul un ala del color del mar, entre puntadas y dedales ahora de hilo blanco, la abuela reciclaba un pantalón de tela blanco, le ponía los flecos y listo: también en talle niño, también listo el pantalón del General Manuel Belgrano, interpretado por su nieto Máximo Sebastián Suárez Ríos, de 9 años.

“¿Y yo abuela?”, le pregunta con los ojos grandes Francisco Gael Suárez Ríos, el hermanito menor de 6 años que será el soldado en el video protagonizado en la mismo paisaje donde se filmó la película de Pablo Rago, con un sentimiento patrio en los niños que no se actúa: se siente. “El video es en El Rincón, donde los alumnos viven. Son de 1er grado y 4to grado. Como sabemos, este año la Lealtad a la Bandera se llevó de manera virtual. Cada municipio debía elegir a los chicos de la comuna El Mollar. La Municipalidad tiene a cargo sólo tres escuelas, entre ellas la Escuela 28, las demás corresponden a la Comuna”, relata la profesora Ana Ríos.

En tiempos normales, todas las mañanas al alba los hermanitos Ríos se levantan con el mate cocido de la abuela Isabel Adelma, el buen día del papá Marcos Sebastián, los besos de la mamá Analía Guadalupe, el saludo de la tía Anabel Noralí quien los sube en el auto y así recorren los 20 kilómetros hasta la Escuela 28 de Tafí del Valle. Allí, además de las clases, se encuentran con el taller de danzas folklóricas donde los espera con los brazos abiertos y la sonrisa ancha la profesora Ana, quien vive en Monteros, viaja a la capital para enseñar en la gloriosa Escuela 9 de Julio y todavía le queda aire para viajar a los valles.

“Mi hermana me lleva en el auto hasta El Potrerillo. Ahí tenemos que escalar un poquito para llegar a los niños. Ellos saben todo y nos recomiendan siempre que escalemos de costado, no recto porque si no, nos quedamos sin aire”, se ríe Ana, agitada por la altura, y porque el corazón le late fuerte mientras mira a sus alumnos personificados para el Día de la Bandera en un video que circula por WhatsApp y lleva orgullo y alegría a las casas que todos los años esperan las fechas patrias para vestir a sus niños de próceres.

“En esta zona de Tafí del Valle, como las escuelas son pocas,  se solía invitar a las agrupaciones gauchas y a las academias de danza para los actos. Esta fecha siempre es muy esperada: desde El Rincón hasta Las Carreras, Rodeo Grande, todo lo que es Mollar, todos para compartir el acto grande que organizaba la Municipalidad”, narra Ana, orgullosa porque ayudó a los niños del video a meterse en el personaje, a sumar conocimientos además de los recibidos en la escuela, a pasarles videos del General Belgrano y un dato: “A la película de Pablo Rago, Máximo y Francisco la vieron completa con el teléfono celular. Muchas veces la tecnología nos juega en contra, los niños muchas veces son sumisos, pero los hermanitos sintieron las ganas y querían saber más y más de Belgrano y toda su historia. Por eso quedó tan lindo el video”.

No podía faltar el caballo en las imágenes ambientadas en nuestros valles, todo acompañado por la principal protagonista de esta historia: aquí está la bandera idolatrada, la enseña que Belgrano nos legó, atada a una caña para que flamee confundiéndose con el cielo acompañado por la Virgen del Valle a quien le reza doña Isabel Adelma, la virgen que acompaña la bandera que jura Francisco ante las palabras de Máximo, dándole un beso, rodeado por el corral de piedras donde se encierran a los animales mientras pasa un ave, rechina el caballo y sale bajo el sol un secreto.

“Máximo es el mejor promedio de la escuela. Pero como no podía asistir al acto y quería estar con sus compañeros del grado, le pidió a la mamá que escribiera un mensaje pidiéndole que vaya un compañerito que viviera más cerca de la escuela. Es muy buen compañero y si volvemos a las clases en septiembre, lo van a elegir Mejor Compañero. Es un niño muy especial Máximo, con un corazón muy sensible y un sentimiento muy patrio. Se me escapa un lagrimón cada vez que veo el video: acompaña el paisaje, me emociona la personificación tan bien llevada en un niño de 9 años, pensás en lo lejos que están, y en cuánto se extraña el aula, las clases, la música que nos acompaña: Los Manseros, las chacareras, Raly Barrionuevo, El Dúo Coplanacu, siempre la canción de La Diablera y ahora la marcha A mi bandera. Claro que me emociono. Miren”.
Fuente El Tucumano
https://youtu.be/pnnjRfFQ0WM

Comentários no Facebook