A pedido de Leiva y de algunos legisladores, Pedicone dio a conocer los audios

0
8

El juez Enrique Pedicone puso a disposición de la prensa las pruebas que respaldan su denuncia contra el vocal de la Corte Suprema de Justicia, Daniel Leiva, a quien acusó por tráfico de influencias al pedirle que “maneje la intensidad” de una causa contra el legislador Ricardo Bussi.

En los últimos días el Juez del Tribunal de Impugnación, Enrique Pedicone comenzó a sentir el rigor de la reacción que desató su denuncia por tráfico de influencias contra el vocal de la Corte, Daniel Leiva, y que involucra al vicegobernador Osvaldo Jaldo y al gobernador Juan Manzur. Aunque es el titular del Poder Legislativo el que quedó en una incómoda posición.

Tal vez por esos ataques que buscan desprestigiarlo, es que Pedicone no quizo esperar hasta el lunes o bien, hasta que el Ministerio Público Fiscal decida qué rumbo le dará a tan escándalosa denuncia contra un integrante del Poder Judicial. Y este domingo hizo pública la grabación con los audios con los que demostraría que existió el encuentro con Leiva en un bar, en Junín y Corrientes, y que en esas circuntancias el vocal de la Corte, en nombre de “Osvaldo” (Jaldo), le pidió direccionar la causa de Ricardo Bussi, durante una audiencia que tuvo lugar el 28 de julio pasado.

El titular de Fuerza Republicana pidió a la Justicia tener acceso a la acusación por violación que enfrenta y que finalmente lo consiguió a partir del fallo de Pedicone, que no accedió a las supuestas presiones de Leiva.

La transcripción de la grabación:

Leiva: “El tema es el siguiente… que es lo que dice Osvaldo. A ver, el concepto es este: vos sabés la relación de odio y amor que tenemos con ese espacio que nos es funcional… Lo sabe todo el mundo… El tema es el siguiente, lo que él dice es yo tengo que manejar en lo posible de mantenerla a esta gente, toda esa cosa que anda dando vuelta (legisladores) lo que es ese grupo, tengo que mantenerla junta para que no se desmadre o se van con uno, se van con otro…”

Leiva: “La verdad es que ni la entiendo a la causa: es una cosa entre chuparle el p… y cuentas bancarias… El tema es que tenés que manejarlo con un equilibrio porque tenés todo aval entonces de no llegar al punto de tener que generar que el tipo ese (Bussi) pueda herir la imagen de la cámara, porque ahí ya se nos arma el ‘kilombo’… hasta capaz que hay un fuego amigo que se les ha ido de las manos, ojo, no. Entonces no que el pedido porque la verdad que no pueden pedir nada poniéndote en estos términos si vos querés corroboralo esto de alguna manera con Osvaldo (me señala su celular)”.

Leiva: “Me ha llamado para eso y Juan también me dijo, estuve hablando con él el otro día, y me dijo una cosa que tenemos que ser cuidadoso en lo posible de mantenernos juntos… porque nosotros estamos con el Gobierno y este espacio, yo hablo todavía en primera persona (ríe), así es el tema amigo. El tema es que hay un interés en que no se llegue al punto de que generemos algún elemento que habilite que al tipo lo tengan que detonar de adentro de la Legislatura”.

Leiva: “Sin hacer pelotudeces, porque nadie te pide que vayas a inmolarte, el tema es que… siga picando abajo. Volverlo a donde tiene que estar, que se maneje la intensidad que vaya y vuelva a la Instrucción… Más que nada despegártelo del tema como para que siga picando abajo porque en la medida que pique arriba ya nos va a llegar a nosotros en algún momento (Corte) y no llegar a un punto de no retorno’ (sic)”.

Tiempos difíciles

Quienes lo conoce al vocal de la Corte, aseguran que es su voz la que se escucha en el audio. Claro que Leiva se aferrará a sus dichos, respecto de que nunca hizo tal pedido y que todo es un invento de Pedicone.

Los audios que se desparramaron por todos lados, tal vez sean considerados por la Justicia como un elemento de prueba valedero, aunque ya aparecieron algunos “operadores” del poder político a cuestionar cómo se lograron esos audios y trataron de payasescas las denuncias del juez Pedicone.

Por estas horas, el camarista siente que llegó a un punto donde se encuentra solo, tanto que busca en la prensa las garantías que no le brinda el Poder Judicial. Mientras tanto, se prepara para recibir todo tipo de ataques políticos, que terminarían con su carrera judicial en Tucumán.

Comentários no Facebook